Hoy empieza la primavera, y seguramente muchos esperamos que el frío y las lloviznas que nos han acompañado durante las últimas semanas se vayan disipando. Por tal motivo, en este mes de septiembre, quiero analizar con ustedes un tema del que seguramente han escuchado hablar, me refiero a la influencia del clima en el estado de ánimo.

Ya he compartido con ustedes en Psin Diván, un artículo donde mencioné el Trastorno Depresivo Recurrente; sin embargo, poco se sabe del Trastorno Afectivo Estacional – TAE, el cual está incluido en el anterior.

No es raro escuchar a diversas personas decir: “cuando sale el sol y el clima es cálido, me siento de buen humor”, o “cuando hace frío o llueve no quiero ni salir de casa”; y en cierta forma este tipo de comentarios tienen sentido, ya que muchas enfermedades en la época antigua (época de Hipócrates) eran atribuidas a los cambios climáticos.

El clima y el estado de ánimo
El clima y el estado de ánimo

Trastorno afectivo estacional

Ahondando más en el tema, este trastorno se refiere a un tipo de depresión que suele ocurrir en cierta época del año, generalmente durante el invierno y otoño. Hay algunas enfermedades afectivas que empeoran o brotan de manera leve durante las temporadas frías, dichas personas sienten cansancio, desgano, desanimo, tristeza, sueño, poca concentración, ansiedad, irritabilidad, disminución de la libido, entre otros síntomas; que aunque tal vez no sean muy marcados, sí producen un malestar emocional en quien lo padece.  Lo interesante es que todos estos síntomas disminuyen y hasta desaparecen en otras épocas del año, cuando hay más luz y los días son más largos.

El clima y el estado de ánimo
El clima y el estado de ánimo

Este trastorno suele empezar en la edad adulta, sin embargo, también se han visto casos en la adolescencia e incluso en la niñez. Suele ocurrir con mayor frecuencia en las mujeres, pero como en cualquier cuadro afectivo; el aspecto biológico y genético, la influencia del medio ambiente y las propias características de personalidad, hacen que la predisposición no se descarte en ningún momento.

Existen diversos estudios y postulados sobre cuál es el origen del trastorno afectivo estacional, pero la mayoría de las investigaciones concuerdan en que es una respuesta de nuestro cerebro a la disminución de la luz solar, así como también la relación con ciertas hormonas que se encuentran íntimamente ligadas a la regulación del sueño y el estado de ánimo, dichas hormonas son la serotonina y la melatonina.

Serotonina y Melatonina: su relación con el estado de ánimo

La serotonina es una sustancia producida por el cuerpo humano, que transmite señales entre los nervios y funciona como un neurotransmisor; es considerada como la sustancia química responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo, por lo que el déficit de serotonina conduciría a la depresión.  La serotonina aumenta si estamos ante la luz del sol, siendo sus niveles más bajos en invierno, asociándose por lo tanto con síntomas como la tristeza e irritabilidad. Por eso si la luz solar disminuye, como suele pasar en otoño e invierno, pueden aparecer desequilibrios hormonales que afectará a nuestro estado de ánimo.

El clima y el estado de ánimo
La serotonina aumenta si estamos ante la luz del sol

La melatonina es una hormona producida principalmente por la glándula pineal en el cerebro, que está vinculada con los hábitos de reproducción  y al sueño. La secreción de melatonina aumenta por las tardes, manteniéndose a altos niveles durante toda la noche, lo cual nos ayuda a provocar el sueño, y disminuye cuando aparece la luz solar.

Entonces, en las estaciones como otoño e invierno, cuando anochece más temprano, aumenta la posibilidad de que la persona pueda presentar cierta inestabilidad emocional producto de los temas hormonales que se han mencionada (sin dejar de lado las condiciones pre existentes y la influencia del entorno donde se desenvuelve).

El clima y el estado de ánimo
Cuando anochece más temprano, hay más posibilidad de presentar inestabilidad emocional

Consejos para mejorar tu estado de ánimo

Ahora que inicia la primavera, aprovechemos que nuestro nivel de serotonina aumentará gracias al mayor tiempo de duración de luz solar y realicemos actividades al aire libre; seamos más dinámicos y creativos para sentirnos con mejor estado de ánimo.  Aquí algunos consejos:

  • Escucha el canto de los pájaros en las mañanas.
  • Contempla los árboles, las flores y a los animales en el parque.
  • Respira profundo la brisa un día en la playa.
  • Ponte ropa colorida.
  • Ten flores en tu casa.
  • Toma baños de sol (siempre con un bloqueador con protector UV).
  • Se feliz con lo que tienes en vez de pensar en lo que no tienes.
  • Se agradecido con la vida.
El clima y el estado de ánimo
Sé feliz con lo que tienes en vez de pensar en lo que no tienes.