Entender a nuestros hijos es una responsabilidad que tenemos desde su nacimiento y continúa durante la infancia y la adolescencia. Esta no es una tarea sencilla, primero porque no todos tenemos conocimiento de “cómo ser papás”, y en segundo lugar porque, aunque no sea nuestro primer hijo, sabemos que cada persona es diferente entre sí.

En este artículo brindaré unos consejos para orientar y acompañar a nuestros hijos en esta etapa de su vida, siempre buscando su óptimo desarrollo físico y mental:

1. Respeta su autonomía

Darle su espacio es algo fundamental, pero hay que hacerlo paulatinamente. A medida que va creciendo, el niño quiere hacer las cosas solo imitando a las figuras mayores (generalmente mamá o papá); los padres tenemos miedo, porque somos protectores, pero debemos entender que es algo normal dentro de su crecimiento.

Psicología Infantil
Permítele tener su espacio de desarrollo

2. Ser su padre y amigo no es lo mismo, has que lo entienda

No tienes que dejar tu rol de padre para llevar una buena comunicación con tu hijo, es importante escuchar lo que tiene que decir, pero también lo es el marcar ciertas reglas. Hay que fomentar el respeto, pero no el miedo.

sexualidad en la niñez
Ten una comunicación responsable con tus hijos

3. Optimiza su autoestima

Ayudemos a que se acepte a sí mismo, con virtudes y debilidades, porque nadie es perfecto. Apoyémosle en aquellas áreas que necesita mejorar pero sin críticas que lo destruyan, para evitar que arrastre esta percepción equivocada y negativa de él/ella toda la vida.

Psicología Infantil
Fomentemos una percepción positiva de sí mismo

4. Fomenta el desarrollo de sus habilidades sociales

Brindarle la confianza para que se exprese con libertad (emociones, sentimientos, pensamientos), sino lo hace en casa tampoco lo hará en otros lugares como el colegio, por ejemplo; enséñale a rechazar peticiones si no está de acuerdo con ellas sin que esto lo haga sentir culpable.

Psicología Infantil
Bríndale confianza para que se exprese con libertad

Apóyale con sus miedos

A medida que el niño crece, el área cognitiva va desarrollándose y esto puede confundirlo entre lo que es real e imaginario; no lo juzgues o avergüences, escúchale para que puedas entenderlo y explicarle que no tiene por qué tener miedo.  Los temores más frecuentes son a la oscuridad, a quedarse solo, al abandono de sus padres, etc.

Psicología Infantil
Apoyarlos siempre que lo necesiten

Recuerda que para los niños sus padres son las figuras de protección y el modelo que seguir a lo largo de su vida. Gran parte de su desarrollo emocional dependerá de la correcta guía que como padres le brindamos durante su crecimiento. Generemos confianza en ellos y trasmitámosles los valores correctos.